Noticias

La Coral Musical cerró sus puertas pero el patrimonio artístico permanece a la espera de una mano amiga

Gobiernos local y departamental se comprometieron con el resurgir

El pentagrama de la coral musical de Ibagué, no registrará más las notas de los alegres bambucos o los románticos arpegios de un bolero. Las corcheas, blancas, negras o semicorcheas dejaron de sonar y se quedaron en  un silencio que no hace parte de una armonía musical, sino del olvido y la desidia a la que fue sometida por los gobiernos de turno.

Al traste, pero no de la guitarra sino del abandono se fueron 55 años de aporte musical. Un virus, es el motivo o la excusa perfecta  para  componer la triste canción en memoria de su desaparición, pero sin duda  servirá de justificación a quienes teniendo la responsabilidad de mantener la cultura y el patrimonio artístico permitieron que se fragmentara la inspiración. 

Más de 30 artistas se quedaron sin sede. Tiene el talento y compañera de siempre. Ahora en la época del reinventarse, están dispuesto a componer la melodía del resurgir y para ello necesitan no solo del alimento del artista, es decir de los aplausos sino del apoyo general y sobretodo institucional.

Patrimonio Artístico y Cultural del Tolima, a través de la ordenanza 007 del primero de junio de 2015 y aprobada por la Asamblea departamental, la Coral Musical, cerró sus puertas pero no las esperanzas de seguir enamorando, celebrando o enalteciendo el nombre de  Ibagué como ciudad musical  a través de sus serenatas. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar