Noticias

UNA TRAGEDIA QUE ENLUTÓ AL MUNDO

La tragedia más grande que ha enfrentado el país, igualmente una de las más dolorosas para la población, es la del 13 de Noviembre de 1985, el volcán nevado del Ruiz hizo erupción a las 11:30 de la noche, sepultando a su paso la población de Armero, cubriendo el 85 % del municipio; sólo una décima parte de sus habitantes logró sobrevivir a la tragedia en la cual murieron más de 25000 personas, 20611 fueron damnificados y heridos.

Dicha tragedia se  produjo  tras la explosión del Nevado del Ruiz, donde un enorme deshielo incrementó las aguas, el lodo y una avalancha de casi 45 metros. Dicha tragedia afectó las poblaciones de Guarinocito, Guayabal, Honda, Lérida, Líbano, Mariquita, Murillo, Santuario, Santa Isabel, Chinchina y sobre todo Armero que llevó la peor parte y desapareció del mapa.

La tragedia es recordada como un hecho que pudo ser prevenido, como la crónica de una muerte anunciada, sin embargo, ocurrió a pesar de que los hechos al igual que lo del Palacio, eran de conocimiento de las autoridades.

Una de las personas más recordadas de esta catástrofe natural  es sin duda la niña Omaira Sánchez,  de tan solo 13 años, víctima y símbolo de la tragedia, quien murió frente a las cámaras, rodeada de socorristas y periodistas esperando una motobomba que nunca llegó, el 16 de noviembre murió por una gangrena gaseosa, con la ilusión de volver a estudiar.

Finalmente, es de recordar que en 1986, Armero fue declarado Campo Santo durante la visita del papa Juan Pablo II en compañía del presidente Belisario Betancourt.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar