En la urbanización La Reforma el pasto creció dentro de las destruidas calles del barrio

Mulas y chulos van hasta allí para alimentarse

: El estado lamentablede las únicas vías de la urbanización hacienda la reforma se presta para que los animales en este caso los caballos lleguen a alimentarse de pasto y maleza.

Problema que se presenta a diario, porque no hay quien controle la presencia de estos animales y se  desconoce su procedencia y propietarios.

Y como si fuera poco,  hay gente que alimenta las aves carroñeras, quienes ocupan un espacio en la zona verde cerca a las calles de la urbanización.

La presencia de perros callejeros no tiene ningún control, hecho que causa molestia e incomodidad entre los habitantes, sus necesidades están en plena vía.

Como dice la propia comunidad, el barrio se ha convertido en una granja  y todo por el pésimo estado que presenta la malla vial.

Salir de la versión móvil