Noticias

De 20 colegios del plan de mejora de infraestructura solo tres podrían utilizarse para el regreso a clases en Ibagué

Tres están en riesgo de convertirse en “Elefantes Blancos”

Este lunes 12 de julio cerca de 54 mil estudiantes de los 59  colegios públicos de Ibagué tendrían que regresar a clases presenciales según el Ministerio de Educación. No obstante, cumplir con la directriz no será fácil. Juan Manuel Rodríguez, jefe de la cartera educativa local explicó que a la fecha 7 mil estudiantes no cuentan con una sede para asistir a la presencialidad.

Rodríguez dijo que hay deficiencia en la infraestructura escolar. Reconoció  que de las 20 instituciones incluidas desde hace 4 años en el programa de reconstrucción  del Fondo para el Financiamiento de Infraestructura Educativa,  solo tres se han terminado, 8 más cuentan con la licencia de obra, 6 ni siquiera han avanzado en este requisito y lo más grave los colegios Antonio Reyes Umaña, Alberto Santofimo Caicedo  y La Sagrada Familia, sede INSOR, se perfilan como tres nuevos elefantes blancos ya que fueron abandonados por los contratistas con una avance de obra promedio del 70%.

El otro obstáculo para el regreso a la normalidad educativa en este municipio es el rechazo insistente de los maestros agremiados en el sindicato Simatol. William Polo, presidente de la organización advirtió que aunque el 95% de los profesores están vacunados, hay situaciones evidentes que ponen en riesgo la salud de los estudiantes y sus familias.

A la oposición de los profesores se une la de los padres de familia. Muchos de ellos aseguran que el gobierno no está garantizando  las condiciones sanitarias y que si bien el ministerio puede impartir órdenes para los maestros  en sus hijos quienes mandan son sus propios padres.

Además de las razonas a favor y en contra de este polémico regreso a la presencialidad, Simatol acudió a comienzos de esta semana ante la justicia y mediante una tutela pide que se tome acciones responsables reversando la decisión de volver a las instituciones educativas  y otras medidas esenciales para cumplir con la presencialidad, acción jurídica que no ha sido resulta y que podría definir el regreso de los profesores a ejercer la docencia en las aulas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba