En el B/ La Pola, exigen la presencia del IBAL.

El problema del alcantarillado sigue siendo un dolor de cabeza.

En la vía que corresponde a la calle 4b en el sector La Pola los habitantes del lugar se encuentran preocupados porque hay dos fugas de agua una potable y la otra residual; cerca a estos daños hay una peña que representa un peligro porque hay amenazas de deslizamientos de tierra.

Ante estas problemáticas los residentes decidieron reunir firmas para lograr que la Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado (IBAL) hiciera una de las intervenciones para el cambio de las acometidas de agua en los hogares.

Otra de las peticiones es que instalen gaviones o muros de contención en la loma, para evitar que se registren desprendimientos por la inestabilidad que hay en el terreno.

Aunque últimamente los obreros están trabajando, esperan que se pueda concluir rápidamente las obras porque los olores afectan constantemente, y hay riesgo inminente de que se puedan registrar accidentes.

Salir de la versión móvil