NoticiasNotas comunidad

En Las Vegas, la ruptura de la red de alcantarillado y la proliferación de aguas negras, obligó a varias familias a abandonar sus viviendas.

Según el Ibal, en esta zona no hay daños en la red.

Casas desocupadas, así lucen algunas en la carrera tercera del barrio Las Vegas. La ruptura de la red de alcantarillado y la proliferación de aguas negras provocó serias enfermedades a gran parte de la comunidad y las obligó a abandonar el barrio.

En la alcantarilla el olor es intolerable, a este lugar ha entrado más de 8 veces el carro vactor y según el reporte de los funcionarios del Ibal es que no hay ningún daño en la red.

El olor se transmite por los sifones de las viviendas y la humedad agudiza la salud de los adultos mayores que aún quedan en el barrio.

Los afectados declaran una emergencia sanitaria y esperan que el Ibal atienda el llamado de manera urgente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba