Las zonas verdes del barrio Murillo Toro, necesitan de una poda. Por ahora están convertidas en lugares de consumo de alucinógenos.

Invadidos de maleza, así permanecen en el barrio Murillo Toro, la zona verde que los rodea hace VARIOS meses no le hacen mantenimiento.

Habitantes aseguran,  ver jóvenes aprovechando estos espacios para consumir sustancias alucinógenas.

En estos momentos, ya fue radicado la solicitud para la poda de árboles y la rocería. Aún no responden a la petición.

A su vez, el aumento de insectos que provienen de la maleza, afectando parte de la población de este sector.

https://www.youtube.com/watch?v=I9VKNmeVVsQ

Salir de la versión móvil