Perdí la cuenta

Un nuevo remezón en el gabinete del alcalde Hurtado: salieron la gerente de Infibagué Paola Álvarez, el secretario administrativo Jorge Mario Lozano, la secretaria de desarrollo económico Diana Segura y la secretaria de educación Jenny Mesa.

Termina un año atípico en el que todos hemos sufrido de una u otra manera de las consecuencias que ha dejado y sigue dejando el coronavirus. Nos obstante y siendo sincero, en mi caso la vida me ha tratado bien en medio de tanta adversidad. Mi familia, padres, hermanos, hijos y esposa, gozan de buena salud, el trabajo no nos faltó y la amenaza del Covid-19, aunque me tocó, estoy superándolo sin mayores dificultades.
Lo que si me inquieta, es el futuro inmediato de la ciudad (Ibagué) y es que en ella vivo y en ella vive gran parte de mi familia. La incertidumbre me nace porque a pesar de que escucho al gobernante Ing. Andrés Hurtado, con buenas intenciones, con ambiciosos planes para la modernización de la infraestructura de la capital y porque no decirlo trabajando día y noche e inclusive hasta en la madrugada, siento que no ha logrado convencer.
Un de esas inquietudes tiene que ver con su equipo de gobierno; “perdí la cuenta” de las crisis del gabinete, “perdí la cuenta” de los de los nombramientos y salidas, y “perdí la cuenta” de las explicaciones para tantos cambios.
Francamente quiero creer que el mandatario es tan exigente, que muchos de ellos no han dado la talla y hasta pienso que se justifica que en algunos casos fue por cumplir lineamientos o compromisos burocráticos. Temo si, que no haya logrado encarrilar su programa de gobierno y armar su equipo trabajo, porque de ser así y a pesar de los esfuerzos, este primer año para el alcalde habría que borrárselo de pleno.
Por el bien de los cerca de 700 habitantes de esta bella capital musical de américa, espero que en un año, cuando haya pasado la pandemia, cuando se cumpla el 50% del mandato de Hurtado, esta líneas, se puedan corregir para primero despejar mis dudas y segundo para poder describir los logros, avances y proyecciones de un gobierno que para entonces tendrá que indiscutiblemente tener un equipo de trabajo estable, obras en proceso y por sobretodo haber logrado ganarse la credibilidad de los ibaguereños.

Salir de la versión móvil