Rendición de cuentas además de ser virtual tuvo como novedad la presentación conjunta de las acciones de las tres entidades más influyentes del Tolima

Tras 11 meses de gobierno la unidad del Barretismo endosada en los principales cargos públicos del Tolima sigue intacta y demostrando que hay un solo equipo para cumplir con los planes de desarrollo propuestos para Ibagué, el Tolima y el medio ambiente representado por Cortolima. Ese fue de nuevo mensaje del alcalde Andrés Hurtado, el Gobernador Ricardo Orozco y la directora de la entidad ambiental Olga Lucía Alfonso, en su primera gran rendición de cuentas.

Ya en resultados, por el lado del gobierno departamental se destaca el audaz proceso de gratuidad para los estudiantes de la Universidad del Tolima y la ITFIT de El Espinal y por supuesta la reapertura de la sede el Limonar del hospital Federico Lleras.

Por su parte la alcaldía de Ibagué, subrayó los  avances  en el proyecto del acueducto complementario, que incluye la construcción del tanque de distribución que surtirá de agua potable a los barrios del sur de la ciudad. Mientras que materia de salud se visibilizó las inversiones por cerca de 1.000 millones para el hospital San Francisco.

En materia ambiental, Cortolima ha tenido una discreta gestión y hasta el momento se tiene como proyecto bandera las huertas caseras, enfocadas a la producción orgánica de alimentos en casa, actividad en la que se invirtieron $ 967 millones para beneficiar a 500 familias.

Por lo demás cada uno de estos gobiernos, tendrá un reto inmenso. En Ibagué, por ejemplo la terminación de los escenarios deportivos, el plan estratégico del transporte y la generación de empleo. En el Tolima, las comunidades siguen reclamando las vías terciarias y apalancamiento para la producción agropecuaria y la reactivación económica y en el sector ambiental hay una infinidad de necesidades pero por sobre todo se requiere de la verdadera protección del recurso hídrico. 

Salir de la versión móvil