Noticias

Sigue el drama de los docentes provisionales

Una profesora de Planadas tuvo que suspender su tratamiento por displasia de cadera porque en estos momentos no tiene vinculación laboral

María es madre de 2 niños, y es una de las 400 docentes provisionales de los municipios del sur del Tolima, que se encuentra protestando frente a las instalaciones de la gobernación del Tolima. Ella y los demás compañeros exigen  sus derechos,  pues a  diferencia de otros profesores padece displasia en la cadera y al quedarse sin empleo también hizo que todo su proceso en cuanto a salud se detuviera.

A pesar de su problema siguió dedicando sus horas a los estudiantes del municipio de Planadas, hasta que hace un año cuando presentó el concurso  se quedó sin un cupo para trabajar.

Llevaba más de 21 años dedicada a esta labor y hoy se siente frustrada y preocupada al ser desvinculada del sistema de salud y no poder ser operada.

Hace un llamado a la gobernación del Tolima y a la secretaria de educación para que realicen una investigación frente a estos casos y los vinculen nuevamente a las instituciones en las que trabajaban.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba