Noticias

Una historia de amor en el hogar del Divino Niño

Madre e hija sobrevivieron al maltrato y hace dos años recobraron la paz , ambas viven en el hogar para adultos mayores

Reimunda Guarnizo y Norma Apellido  hacen parte de los 68 abuelos que habitan en la fundación Divino Niño.  Madre e Hija, viven desde hace dos años en este lugar. A ellas, la vida las sorprendió en sus últimos años al tener que apartarse de su familia, sin embargo las premió con un nuevo hogar.

Las dos, ahora se ayudan, se animan y se mantienen unidas. Añoran sus demás familiares pero entendieron que sólo se tienen la una a la otra y que por siempre se van a amar.

Aunque nada reemplaza entorno familiar, consideran que en este espacio han logrado encontrar la tranquilidad y superar una historia de maltrato. Ellas en el día Internacional de la Mujer, también son dignas de exaltar por su valentía y perseverancia.     

En sus rostros y en especial en sus miradas se refleja  la armonía  y la paz por una convivencia especial.  Un cariño inmenso de madre a hija que es correspondido y bondadoso lugar que les permite gozar de una vejez y sentirse parte de una sociedad que con sus aportes están ayudando a Reimunda, a Norma y todos los demás adultos que por distintas razones ocupan un espacio en este particular hogar.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba