Uncategorized

El “billete”, la verdadera vacuna

Regresar a una aparente normalidad sin inmunidad de rebaño, sin aplanar la curva de contagios y sin suministrar la primera vacuna un nuevo salvavidas para la economía

 

Ibagué. Estamos listos ahora si los ibaguereños para vivir sin restricciones y comportarnos de la manera adecuada para respetar nuestras vidas y la de los demás. Esta es la prueba que nos propone el Gobierno al regresarnos a una nueva normalidad sin que aún se aplique la primera vacuna.

Desde este viernes cinco de febrero, no habrá más toques de queda, el pico y cédula se redujo a unas pocas actividades y la rumba nocturna regresará. Es decir que el Covid se tendrá que vencer ya no desde la prevención institucional, sino desde el cuidado particular.

El dilema de la salud versus la economía, no es ya una cuestión para controvertir, es una simple realidad. Los empresarios se están quebrando y se hace necesario que el mundo vuela rodar las 24 horas. Que la gente se infecte, se enferme o muera, pasa de ser una grave problemática de salud pública a una consecuencia de la indisciplina individual.

De seguro, nadie puede negar que a todos nos conviene la libertad. Perderla nos ha demostrado lo valioso de una reunión familiar, de un compartir con amigos o el simple transitar por una calle. Un virus sin embrago, nos mostró que somos frágiles, que el mundo no es tan poderoso, que los banqueros son los más mezquinos, que los gobiernos son sus comodines y que el verdadero rey es el “billete”.

Ese billete, que al final de poco sirve en una UCI y que no ha logrado comprar la inmunidad pero que sigue siendo el norte. Y es por él, por el que estamos apostando y arriesgando. Por ese mismo que ha provocado guerras, disputas familiares, pérdida de amistades y hasta de libertades.

Ese billete, “La vacuna de todos los males”,  el que logró poner fin a la pandemia sin que se aplique un solo biológico, sin inmunidad de rebaño y sin nunca haber logrado aplanar la curva de contagios.   

A la calle a trabajar o al bar o al bar disfrutar. Igual, las dos maneras son válidas para aportar  a la reactivación económica y eso es lo que más importa. Nadie, ni nada, ni el virus nos podrá detener. Hay que producir.

 

Redacción PYCNoticias

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba